16 de agosto de 2007

Orgullo joven Colombiano emprendiendo

He leido una noticia en Eltiempo.com que me deja un fresquito y mucha felicidad de ver colombianos en startups de internet, tenemos que ser muchos mas y demostrar el verdadero potencial de los jovenes por cambiar este mundo:


Andrés Barreto, un bogotano de 20 años, hace parte del trío de creadores de Grooveshark (www.grooveshark.com), un portal de Internet en el que los usuarios que se suscriben pueden poner a disposición la música que tengan en sus discos duros -legal o ilegal- y, a través del desempeño de 'labores' como reseñar discos o editar las etiquetas (es decir, la información que trae el archivo MP3), comprar nuevas canciones y a su vez reconocer a artistas y casas discográficas una cifra que se acerca a la que las tiendas virtuales cobran actualmente por canción: 99 centavos de dólar.

La premisa de la sociedad de Sam Tarantino, Josh Greemberg y Barreto, estudiantes de la Universidad de Florida, es que "la piratería no ha muerto".

Barreto explica que "antes de la aparición de iTunes -la tienda virtual de Apple-, la música digital que se vendía era muy poca, pero con iTunes la piratería solo se redujo en un 12 por ciento, la mayoría de personas continuaron bajando música ilegalmente porque iTunes no les da lo que ellos quieren, porque tienen el sello DRM (tecnología que impide hacer copias de un MP3 legal) o porque simplemente es una oferta limitada a lo que les envíen los grandes sellos".

Explica el joven empresario que "la mayoría de quienes piratean lo hacen para descubrir música" porque no la encuentran en las tiendas convencionales. "La única manera de que yo pueda encontrar música colombiana desde Gainesville (Estados Unidos) es a través de las redes ilegales" (LimeWire, BitTorrent, SoulSeek, Kazaa, etc.), agrega Barreto.

Según cálculos de la Federación Americana de Músicos, 278 millones de personas descargan música ilegalmente.

Por eso, el equipo de Grooveshark propone la plataforma también como un espacio de mercadeo y distribución para las pequeñas bandas o los proyectos de mayor independencia.

Para que el modelo funcione, Grooveshark necesita agregar a los sellos discográficos en el proceso. Hasta el momento lo ha logrado con V2Music -que incluye en su librería a la Fania- y el de música clásica Nettwerk, además de la empresa alternativa Magnatune.

La propuesta aún está en etapa de pruebas, pero ya reunió a mil usuarios y espera dar ingreso a otros 5.000 cuando evolucione a una segunda versión. Además, ya atrajo la atención de analistas de la revista Wire Magazine, entre otros medios especializados, que están a la espera del resultado del experimento.

"La única manera de que yo pueda encontrar música colombiana desde Gainesville (Estados Unidos) es a través de
las redes ilegales (...) Ya está ahí".

Andrés Barreto, de Grooveshark

1 comentario:

Andres Barreto dijo...

Vi tu comentario en nuestro blog de grooveshark.com, mi e-mail esta aqui http://escapemg.com/contact.php?c=9

:)

Articulos relacionados